La Facultad Teológica de los santos Teresa de Jesús y Juan de la Cruz sita en el Teresianum, en la Urbe, fue erigida en el Colegio Internacional de la Orden de los Carmelitas Descalzos en Roma, por la Sagrada Congregación para los Seminarios y las Universidades de Estudios a través de un Decreto publicado el 16 de julio de 1935 y el 23 de mayo de 1963 recibió, de parte de la misma Congregación, el título de “Pontificia”.

La Facultad se propone el fin de cultivar no solo la Sagrada Teología según el método científico, sino también, en fidelidad al carisma de sus ilustres Maestros de Teología Espiritual, dedicarse más profundamente a dicha Sagrada Doctrina y a sus relaciones con la vida espiritual cristiana.

Este deber particular ha sido varias veces confirmado y recomendado vivamente por la misma Congregación e incluso por los Romanos Pontífices. Por ello, en 1957, la Facultad, conservando su actividad ordinaria, fundó y unió a sí el Instituto de Espiritualidad, que después de siete años fue igualmente nombrado con el título de “Pontificio” y, en virtud del decreto de la Sagrada Congregación para los Seminarios y las Universidades de Estudios con fecha 8 de septiembre de 1964, adquirió el carácter y el poder de conferir grados académicos.

La Facultad Teológica, especialmente a través del Instituto, oportunamente dotada de publicaciones y de la Biblioteca, busca cumplir el deber específico de profundizar más intensamente en el sector de la Teología Espiritual, para bien de la Iglesia y provecho del pueblo cristiano.

Actualmente, el Instituto de Espiritualidad está estructurado en cuatro secciones:

  • Una sección académica de especialización, con dos ciclos: uno para la Licencia y otro para el doctorado;
  • Una sección de Teología Espiritual con el correspondiente Diploma y dos modalidades de enseñanza: residencial y online;
  • Una sección para los Formadores y Responsables de Comunidades de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, con el correspondiente Diploma;
  • Una sección de Acompañamiento Espiritual, con el correspondiente Diploma.

En los años 2000-2003 el Instituto promovió la sección de Counseling Pastoral, que posteriormente se transformó en Counseling Espiritual – Escuela de Mistagogía (2003-2019).

En 1982 se abrió una sección para la especialización en Antropología Teológica, que desde el 2005 al 2019 ha cambiado la denominación por la de Antropología Cristiana. Tal especialización tiene dos ciclos: uno de Licencia y otro de Doctorado.

Los Estatutos de la Facultad Teológica del Colegio Internacional de los santos Teresa de Jesús y Juan de la Cruz, aprobados por la Sagrada Congregación para los Seminarios y Universidades de Estudios el 16 de mayo de 1935, fueron el primer reglamento de nuestra Institución.

Tal normativa, revisada según las directrices de las Normae Quaedam y aprobada ad experimentum por la Sagrada Congregación para la Educación Católica el 12 de marzo de 1973, fue nuevamente examinada a la vista de los principios de la Constitución Apostólica Sapientia Christiana del 15 de abril de 1979 y según las Ordinationes y otras normas promulgadas por la misma Sagrada Congregación, siendo definitivamente aprobada el 11 de abril de 1988.

Este centro de estudios eclesiásticos asumió, desde entonces, el nombre de Pontificia Facultad Teológica Teresianum.

Actualmente, después de la publicación de la Constitución Apostólica Veritatis Gaudium del 8 de diciembre de 2017, así como de las correspondientes Normas aplicativas de la Congregación para la Educación Católica del 27 de diciembre de 2017, así como de las sucesivas indicaciones de dicho Dicasterio, está en fase de aprobación el Estatuto de la Facultad, actualizado según la nueva normativa eclesiástica y la situación actual de la Institución.

Las principales finalidades de la Facultad son:

  • Cultivar y promover las disciplinas teológicas mediante la investigación científica, profundizar en la Revelación Divina, individuar sistemáticamente sus verdades e iluminar los problemas de nuestro tiempo;
  • Formar a los estudiantes al nivel más alto en dichas disciplinas, introducirlos en el conocimiento de las fuentes y el trabajo científico, así como en la enseñanza y la asimilación de deberes específicos, sobre todo en el campo de la formación espiritual:
  • Cooperar activamente en el ministerio de la evangelización confiado a la Iglesia, creando el hábito de estudio y fomentando la formación de aquellos que tienen relación con la vida espiritual de los cristianos y con la vocación del hombre.

La Facultad esta abierta a los clérigos, los consagrados y los laicos que posean los requisitos para la admisión en los diversos ciclos de estudios académicos y cursos no académicos, que deseen aprender las disciplinas teológicas cultivadas en ella o profundizar en las temáticas propuestas.