“El traslado de un estudiante desde otra Facultad al Teresianum se permite solo al comienzo del año académico o del semestre, después de examinar atentamente su situación académica y disciplinar, de manera que no pueda ser admitido a la consecución de un grado académico quien no haya cumplido primeramente cuanto es necesario para su obtención según lo requerido por el Estatuto de la Facultad (cf. Veritatis Gaudium, Normas, art. 28)” (Estatuto, art. 53).